Jardin

¿Por qué secar y caer las hojas de los pepinos en el invernadero?

Pin
Send
Share
Send
Send


Para entender por qué las hojas de los pepinos se secan en el invernadero, puede, después de un estudio cuidadoso de las condiciones de cultivo de hortalizas. Las razones pueden ser muchas: desde el riego inadecuado y el exceso de fertilizantes hasta el ataque de plagas o la aparición de enfermedades virales. Al eliminar el error, puede restaurar rápidamente la condición normal de los arbustos de pepino y guardar la cosecha.

Hojas secas: ¿Cuál podría ser la causa?

Pepinos - cultura bastante caprichosa. Los principiantes que dan sus primeros pasos en la producción de vegetales enfrentan muchos problemas, uno de los cuales es el gradual amarilleo y secado de las hojas. Las razones pueden ser muchas, entre las principales:

  • riego insuficiente;
  • aire demasiado seco en el invernadero;
  • exceso o falta de nutrientes en el suelo;
  • daños a las plantas por plagas;
  • quemadura de sol
  • Enfermedad viral o fúngica.

Para entender qué causó exactamente el secado de las hojas, es importante examinar la planta afectada. Preste atención a la apariencia de las hojas afectadas, su color, la presencia de polvo, telarañas, puntos o manchas. Mucho depende de la condición general del arbusto de pepino, así como de cómo se ve el resto de la siembra.

Problemas con el cuidado

Las hojas secas pueden aparecer incluso en plántulas muy jóvenes. Entre las principales razones:

  • falta de humedad;
  • composición incorrecta del suelo;
  • comida insuficiente o excesiva;
  • lugar sin éxito para colocar las plantas;
  • Aire demasiado seco en la habitación.

Es imposible utilizar el suelo comprado para plantar semillas, no es lo suficientemente nutritivo. Ideal - una mezcla de tierra de jardín con turba o humus.

Es posible añadir una pequeña cantidad de arena. Los suelos arcillosos pesados ​​causan el estancamiento de la humedad, las hojas de las plantas se vuelven amarillas y se caen. Es importante utilizar el mismo terreno que se colocará a lo largo de las camas en el invernadero.

Un cambio abrupto del suelo puede afectar la condición de las plantas, dejarán de crecer y comenzarán a dejar caer las hojas.

El riego adecuado es muy importante. Es necesario usar solo agua tibia, descongelada, separada o hervida. El agua dura o fría puede causar un shock en las plantas jóvenes, las hojas comenzarán a rizarse y secarse, y luego se caerán. El mismo fenómeno se observa con el riego insuficiente.

Humedecer el suelo en recipientes con plantas de semillero debe ser diario, antes de la aparición de cajas de brotes cubiertas con envoltura de plástico.

Las plantas jóvenes deben protegerse de corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura.

Antes de plantar, se aplica un fertilizante mineral complejo al suelo. Se prefiere la fertilización con un contenido mínimo de nitrógeno, también puede afectar la condición de las hojas. En lugar de complejos minerales, puede utilizar materia orgánica: una solución acuosa de mullein o excrementos de aves. Después de la alimentación, las plantas deben ser regadas con agua tibia limpia. Los fertilizantes atrapados en las hojas los secarán, debilitando las plantas.

Características del contenido en el invernadero.

Las hojas pueden verse afectadas por el aire demasiado seco. Para el crecimiento normal de los pepinos, es necesario un nivel constante de humedad de al menos el 85%. Proporcionar la atmósfera adecuada ayudará a los barriles de agua para el riego, colocados junto a los desembarques. El riego por aspersión es muy útil, la humedad se pulveriza sobre las plantas, manteniendo el estado normal de las hojas y los tallos. Si no hay planta de lluvia, los pepinos se vierten de una manguera con un spray de malla fina.

Muchos jardineros instalan un sistema automático de riego por goteo en el invernadero.

Proporciona humedad normal del suelo sin la presencia del propietario, ahorra agua. Para no dañar los pepinos, debe organizar un sistema para la sedimentación del agua, sin conectar la instalación de riego directamente a las tuberías de agua. Si esto no se hace, el agua fría fluirá hacia las raíces de las plantas, lo que puede causar la pudrición de las raíces y el secado rápido de las hojas.

Muy a menudo las hojas se secan debido a la luz solar directa. El sol brillante es especialmente peligroso después de regar. Las gotas de agua sirven como lentes, los rayos refractados queman agujeros en las hojas de pepino, las plantas comienzan a marchitarse y secarse. En clima cálido y soleado es necesario cerrar las ventanas con cortinas especiales.

La razón para el secado de las hojas puede ser la selección incorrecta de los fertilizantes. Para entender lo que falta pepinos, basta con examinar cuidadosamente el aterrizaje.

Con la falta de nitrógeno, las hojas se vuelven pálidas, lentas, se secan gradualmente y se caen.

La falta de fósforo será indicada por hojas muy oscuras con un tinte púrpura, se marchitan, se vuelven quebradizas y quebradizas. Cuando la deficiencia de magnesio deja la hoja marrón, seque rápidamente y vuele alrededor.

Una solución acuosa de fertilizantes complejos, que se aplica antes de trasplantar las plántulas al invernadero, ayudará a corregir la situación. Durante la temporada las plantas necesitan alimentarse otras 2-3 veces. La ceniza de abedul es muy útil, y los excrementos de aves diluidos servirán. Después de la plantación de fertilizante necesariamente regado, ayudará a evitar quemaduras.

Enfermedades y plagas

El contenido de efecto invernadero no protege a las plantas de las plagas.

Las larvas y los insectos adultos chupan los jugos de las plantas, las hojas se secan, se vuelven amarillas y se caen. Las plagas más comunes incluyen ácaros, áfidos y moscas blancas. La presencia de una garrapata está indicada por hilos finos y blanquecinos en los pecíolos y tallos.

La mosca blanca puede ser reconocida por puntos brillantes en la parte posterior de las hojas.

Los áfidos afectados por la pestaña están cubiertos con una capa adhesiva. Con una fuerte derrota las hojas se debilitan, palidecen, se secan. Las larvas de insectos chupan los jugos, evitando que las plantas se desarrollen normalmente.

Es necesario combatir las plagas en un complejo. Asegúrese de destruir las malezas, cuando ventile los respiraderos de los invernaderos, apriete la gasa. Las plantas afectadas se rocían abundantemente con una solución de permanganato de potasio o insecticidas preparados. El tratamiento químico solo se puede realizar antes de la floración.

Las hojas de pepino también pueden secarse debido a una enfermedad. Las plantas a menudo se ven afectadas por virus que causan manchas, coloración amarillenta y retorcimiento de las hojas. Los arbustos de pepino enfermos necesitan excavar y destruir. Como medida preventiva, vierta el suelo con una solución caliente de permanganato de potasio (el procedimiento se realiza antes de la siembra). Se recomienda sembrar las semillas de pepino en remojo en una solución acuosa de permanganato de potasio o peróxido de hidrógeno por un tiempo.

Enfermedad muy frecuente - mildiú velloso.

Esta enfermedad fúngica puede provocar: riego demasiado abundante, agua fría, material de siembra infectado. En las hojas de las plantas enfermas aparecen pequeñas manchas amarillentas, que son gradualmente reemplazadas por una notable floración azulada. Las hojas afectadas se curvan gradualmente, se secan y vuelan alrededor. El mismo destino aguarda y los pepinos de ovario.

Rociar los dulces con la mezcla de Burdeos u otros preparados que contengan cobre ayudará a combatir el moho polvoriento. Los arbustos con un alto grado de daño es mejor cavar y quemar. Es imposible colocarlos en la pila de compost, las esporas tenaces pueden causar enfermedades de otras plantas.

Secar hojas de pepino puede hablar de enfermedades, plagas, falta de cuidado. Es importante notar el problema en una etapa temprana y actuar lo antes posible. El tratamiento integral ayudará a enfrentar rápidamente la enfermedad y a salvar la próxima cosecha.

Pin
Send
Share
Send
Send